De izquierda a derecha: Antonio Colinas, Margarita Prieto, Fanny Rubio, Juan Pastor, César Antonio Molina y Jaime Siles.

CONSTITUIDA LA FUNDACIÓN MANUEL ÁLVAREZ ORTEGA

 

El pasado día 11 de noviembre tuvo lugar en Madrid la firma ante notario de los estatutos fundacionales de la Fundación Manuel Álvarez Ortega, así como la primera reunión fundacional del Ptronato que se celebró en la Casa del Lerctor (Matadero - Madrid).

 

El poeta cordobés Manuel Álvarez Ortega, falleció en Madrid a alos 91 años de edad el día14 de Junio de  2014, cuyos restos descansan en el Cementerio de la Almudena en Madrid. Siguiendo las indicaciones y manifestas voluntades testamentarias del poeta, la totalidad de sus bienes pasarán a formar parte del patrimonio de la Fundación Manuel Álvarez Ortega y a la ciudad de Córdoba.

 

La Fundación será dirigida por un Patronato constituido por Rafael Álvarez Marcos, Ricardo Barnatán, Antonio Colinas, César Antonio Molina, Juan Pastor (Presidente del Patronato), Margarita Prieto (Secretasria), Fanny Rubio y Jaime Siles.

 

Los fines de inetrés general de la Fundación son la conservación, estudio y difusión de los fondos documentales, bibliográficos, pictóricos y epistolares del poetra escritor Manuel Álvarez Ortega. 

ZAGUÁN DE PASO, libro de Isidro Sánchez Brun, "la voz recia de hombre del norte, plena de oquedades, como las grutas originarias que dieron abrigo a los ancestros pernmitiendo que se ahonden."

 

El día 3 de Febrero del 2015, fue presentado "Zaguán de paso", última publicación por ahora de Isidro Sánchez Brun, extraordinario poeta, amigo y compañero de la Agrupación Hispana de Escritores, desde 1974. El acto fue conducido por Guzmán Alonso Moreno, actualemente director de la revista Digital de la Agrupación, y autor del texto que aquí se reproduce de forma íntegra:

 

 

"...Pero nada queda hecho;

el lápiz de colores, noche y rosa,

silueta una forma borrosa de algo

que no tiene forma ni razón de 

                forma

porque la noche necesita del día

y la rosa del agua y unos de otros,

a la par y siempre.

Solos

pequeñas cosas que en su falsa

             grandeza

para formar un mundo;

solos no dejan de ser uno

aunque yo al mezclarlos enel

              espacio abierto

de una palma extendida

forme con todos uno.

Unos. Sí..., un mundo."

 

Con versos como estos, que serían finalistas y ganadores del 1º Cer4tamen "Círculo Mercantiol de Málaga", hacía aparición en 1972 en la escena literaria un joven de 27 años, llamado Isidro Sáncjhez Brun. En ellos evidenciaba una personalidad creadora propia, tras la asimilación de las lecturas en que se cimentaba su poética: ñlos autores de las culturas clásicas, el Modernismo, o la Generación del 27.

 

Claridad de concepto  y firmeza de verso, así como una sutil pero atrevida aproximación a la experimentación, constituían  seguramente los rasgos más acusados de este poeta que fue inmediatamente cosechando reconocimiento. Un reconocimiento que le fue llegado por la crítica, por la valoración de sus lecturas públicas y a través de nuevos premios y menciones: en 1973 vuelve a ganar el "Círculco Mercantil de Málaga" y en 1975 el Certamen Nacuonal de la Agrupación Hispana de Escritores, cuyo epicentro estaba entonces en Mataró, y que ocuparía un lugar central en su andadura literaria.

 

Si en buena medida somos por las relaciones que establecemos con nuestros grupos de pertenenecia y de referencia, la trayectoria de Isidro Sánchez Brun es explicable por su vínvculo con la Agrupación Hispamna de Escritores, en la que ingresa en 1972 y en cuya editorial va a publicar 3 de sus cuatro libros qe recoge esta antología de bella edición realizada por Lastura que hoy prresentamos: De siempre la esperanza (1980); Ese cercano tacto tan distante (1984); Mujer de otoño rojo (1991).

Su cuarto libro, Toda la posesión del alba, sería publicado bajo la edición del Centro Cultural de los Ejércitos, tras ganar el premio convocado en1990 por este Centro en Valencia.

 

Si nos referíamos en las lineas iniciales a la forma en que Isidro Sánchez Brun se había apropiado del legado de los clásicos, del Modernismo, o de de la Generación del 27, en su primer libro, De sempre la esperanza, encontramos poemas  que nos hablan de cómo hace suya la poesía social. Contra la malintencionada contraposición que hacen muchos y muchas entre poesía lírica y poesía social, depositando la belleza en la lírica que evade la realidad, los versos de Sánchez Brun nos dejan claro que se pueden hacer lírica mirando a la realidad con sus distintas problemáticas. Esto lo podemos apreciar en la evocación, que a mí se me antoja brechtiana, que incluye al principio de su homenaje a Gladys del Estal, muerta por la represión de un acto cívico:

 

" Se piensa que uno es

de donde eliger morir;

y los que mueren donde quieren vivir

¿de dónde son?"

 

Podemos apreciarlo también en los versos finales de "Poesía libre: poeta":

 

"Y cuando muera el último poeta

tras el ruido escondido de las armas,

podré decirle, libre, a mi pequeña:

mira, hija,

ayer murió quien pudo ser mañana tu maestro."

 

En este libro Isidro nos permnite ver con nitidez cómo verdad y belleza se viculan; pues belleza sin verdad es válidamente adorno, aditamento, gustoso recurso que complace o que fascina, pero sólo eso.

 

Cuatro años transcurrirán en los que nuestro poeta seguirá cimentando y desarrollando su escritura hasta la publicación en 1984 de Ese cercano tacto tan distante, cuyos ejes están compuestos por nuevos premios conseguidos y por un homenaje a Laureano Mela, primer presidente de la Agrupación Hispana de Escritores, fallecido en 1983.

 

Si ya en De siempre la esperanza, incluía  poemas galardonados, como Recuerdo al Sahara, o Soñando a Gladys, en Ese cercano tacto tan distante serán ahora los libros premiados - con algunos poemas nuevos añadfidos - los que queden recogidos; en concreto Diálogos del silencio, premio Ciudad de Alarcón de 1981, y Diálogos del alba, vencedor de la Justas Literarias de Reinosa de 1983... Los premiuos literarios... "Qué puede hacer un chico pobre sino tocar en una banda de rock and roll", cantaban Los Rolling Stones. Parafraseándolos podróiamos decir: "Qué puede hacer un poeta no perteneciente a los círculos editoriales consagrados sino reunir sus premios para dar visibilidad a su creación, más allá de sus entornos inmediatos."

 

De la poética de Ese cercano tacto tan distante  desgtacamos, añadido a l os rasgos señalados anteriormente, uno permanentemente presente en el trabajo de Isidro: el retrato que va bordando el verso, descdribiendo - táctil, espulpido - el bucle de anhelos y certezas que trenza la conciencia íntima, desnuda, buscadora de nitidez y transparencia:

 

"Y si volviera el eco a ser verdad y rama

donde posar su miedo mis palomas axules,

pudiera ser que entonces se vieran sobre el viento

los últimos caballos, galopes como manos

que van meciendo arenas sobre la piel suavísima."

..................................................................................................

"Si quieres encontrarme

sea al anochecer. Los centinelas

respiran su gatiga en el secreto descanso

y nada me retiene.

 

De noche, juynto al río,

todo es inicio sobvre l mapa de los cuerpos

y olor en el contorno de la sangre.

Tú y yo sin nadie que nos rompa.

 

Pero por Diuos, el tuyo, el mío, el de quien sea,

mañana cuando bajes de la sierra

no pases por mi casa,

que tengo ya mi patio tan cavado

que no puedo dar tierra a más amigos."

......................................................................

 

"Me hago cuerda y no atas. Me siembro y tú no reiegas.

Quizá sirva de nada soñar con tu batalla.

Qué poco tiempo dejan...

                                        Qué escasos los recursos

de quien nació gaviota y ya vendió sus alas.

 

1984 y 1985 son años álgidos en lal trayectoria de Sánchez Brun como escritore. A sus premios y publicaciones hayq ue sumar por un lado la Presidencia de la Agrupación Hispana de Escritores y con ella la dirección de sus revistas. Por otro, su inclusión en la nómina de escritores que recocge la Universidad de Navarra en la historia de la Literatura de esa Comunidad.  Pero estamos en los ochenta, años en los que las polñíticas culturales, cnfluyendo con las polítricas sociales y económicas, van a fovorecer muy estrictamente derterminado cánones y, dentro de esos cánones, a determinados círculos excluyendo a otros. Con el señuelo postmoderno de "vale todo", que supuestamente reclamaba la diversidad, van a ser generados por esas políticas modelos cada vez más cerrados y uniformes de gusto, voces e iconos.

 

En este contexto IUsidro iniciará un tránsito hacia una bucólica  personal que ya venía manifestándose en sus obras. Una bvucólica definida por dos coordenadas: el amor y la naturaleza. En ellas se siente cómodo para trabajar su idea del poema, la correspondencia del verso con l aimagen perseguida, la fortaleza de la metáfora, o su experimentación formal.

 

Fruto de esste proceso son los dos libros aparecidos enb 1990 y 1991: Mujer de otoñor ojo y Toda mi posesión del alba. Relación, sensualidad, sexualidad, ensueño negador del tiempo que desgasta, son elementos que dan textura a Mujer de otoño rojo:

 

"Tres veces a la luz intenté amarte,

tres veces fuiste rienda y tres caballo

de crin desmadejada;

trres veces al final fuiste comienzo

y siempre pude hallarte en el estadio

de todas mis estrellas,

zarcpo de agua, mujer en esa música

de tardes encontradas y penumbra

largamente blanda."

......................................................

"Y, así,

abrir el libro

y leer un paisaje de horizontes.

 

Y, luego,

al cerrarlo,

poder saborear que todos los renglones

escriben corazón con c de compañía

mujer de otoño rojo, compañera."

 

En este libro las aproximaciones experimentaqles antedichas aparecen de dos formas. La primera la destaca el prologista, Carlos Marçia Maínez, cuando alude a las transformaciones morfológicas y varfiantes sintácticas con las que Isidro juega.

La segunda, tiene que ver con la visualidad de tres de los poemas últims, en los que el concepto y la semántica que los desarrollan soin a nsu vez modelados, hechos figura, por la imagen gráfica que los alberga. Aquí la figura sustituye a la estrofa convirtiendo al poema en árbol, vuelo de aire, o copa. De este modo encontramos un todo formado por la idea, las palabras y la silueta que las proyecta.

 

Llegamos a Toda mi posesión del alba, su libro más hecho, más contorneado y más aunador de los elementos que forman la obra de Isidro Sánchez Brun. Es el libro que cierra un ciclo. En él aparace con marcada autoconciencia creadora esa vigorosa aptitud de Isidro para la imagen, la metáfora y el ritmo. Y esa capacidad - que da identidad y belleza a su poesía -, para entender y plasmar la unidad que se forja de contrarios; la unidad que se eleva y se funde en sí misma:

 

"Y te generas vaso donde viertes

la esencia de tu aroma, tu perfumne cereal."

..................................................................

"Atrapada en mis brazos

emerges ecuador, rapaz y presa

del tránsito que siembras por mi espalda...

                              Estás ardiendo

y en tu llama mi llama nos incendia."

................................................................

En esta comunión no existe reto;

todo es pincel y lienzo, todo el otro."

 

Como hemos dicho, Toda mi posesión del alba, supone para Isidro Sánchez Brun el final de un gran ciclo poético, de presencia en la sociedad literaria, a la vez que vital. Cumplidos, en 1990, 45 años., avizora otros recorridos,  un antes y uyn después. Así lo expresa, quizá más de una manera presentida que absolutamente consciente, en varios de sus poemas:

 

"Y la fecha me llegfa de repente.

No encuentro el calendario.

Concluida la agenda

no logro en ella acomodar la cita (...)

                             (...) Somos ya, ruta

que ha roto los regresos a la infancia."

...................................................................

"Estoy como la tiza, resumiendo

la lección mientras muero,

reuniendo en la playua lo que resta

del antiguo naufragio;

mintiendo a mis centurias

que quieren regresar al campamento

sus ocuos invernales."

..................................................................

"Esta vieja estación, poema o surco

que fue de horizontales escituras

y oraciones de nieve en las colinas,

conduce sus legiones

a la vieja estación desheredada

que germina en la cita inalcanzable."

 

A partir de Toda mi posesión del alba, Isidro Sánchez Brun inicia una andadura distinta en la que sefguirá escribiendo, lentamente, casi calladamente; publicando en las revistas de la Agrupación Hispana de Escritores y en sus antologías. Publicando también en otras revistas y frecuentando otros grupos como Verbo Azul...Hasta editar en 2010 el libro Más de diecisiete, y a partir de ello inaugurar nuevos cauces temáticos, nuevas simbologías en el lenguaje y otros asomos estilísticos, que a buen seguro tendremos la oportunidad de conocer y celebrar en un futuro próximo. Una somera representación de esfa nueva andadura es la que puede apreciarse en los últimmos poemas inéditos incluidos en "Zaguan de paso" libro que hoy hemos tenido el placer y el honor de presentar.

 

                                                                                       Guzmán Alonso Moreno

 

 

Presentación del libro "EL PASEO DE ALEXANDER", con Olga Montero Batres, Juan Pastor y J. Ismael Aonso Álvarez. Sentimos la ausencia de Manuel López Rey. 

Febrero - 2014

Presentación de "EL PASEO DE ALEXANDER"

 

El día 14 de Febrero de 2014, a las 19,30h. presentaré mi poemario "EL PASEO DE ALEXANDER", editado por DEVENIR, eligiendo como primer lugar de presenrtación la Biblioteca Ana Maía Matute, de Valdemoro (Madrid)


Tendré el honor de estar acompañada por J. Ismael Alonso Álvarez, licenciado en Ciencias de la Información, Filología Hispánica, Profesor de Lengua Castellana, escritor y poeta, Olga Montero Batres, Licenciada en Filogía Hispánica y profesora de Lengua y Literatura, Manuel López Rey, licenciado en Ciencias de la Imagen, Técnico de Cultura, Director de Escena y escritor, y Juan Pastor, poeta y director de la Editorial DEVENIR.

Abril - 2012

Presentación de "Pablo bajó al establo".


En el mes de Abril, en la Biblioteca "Ana María Matute" de Valdemoro (Madrid) y con fecha aún por confirmar, presentaré "PABLO BAJÓ AL ESTABLO". Cuento en pareados endecasílabos, dirigido a niños de seis a diez años, e ilustrado por la pintora, escultora y ceramista, Pilar González Bastanchuri.

Acompañará a esta presetación, una exposición con el texto e ilustraciones originales.